Anuncio
Inicio arrow Turismo Termal
Í n d i c e
Inicio
Equipo de Termas
Actualidad Termal
Aguas Minerales
Turismo Médico
Turismo sostenible
Talasoterapia
Amigos de las Termas
Rutas Saludables
Publicaciones
Guía de Balnearios
Estética Termal
Medicina Termal
Turismo Termal
Inversores
Buscar
Multimedia
Bookmark and Share



LAS TERMAS DEL MEDITERRÁNEO
¿PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD?

 

Desde la Antigüedad, el aprovechamiento del agua termal para curar toda clase de enfermedades y dolencias ha sido una constante; sin embargo, no fue hasta la civilización romana, según se desprende de los hallazgos arqueológicos y monumentos arquitectónicos, cuando se inició la explotación racional de estos manantiales.

En el tercer milenio, las nuevas tecnologías de la información contribuyen a divulgar sus efectos curativos, promoviendo un nuevo concepto del agua como bien patrimonial de la Humanidad. En definitiva, la cultura del agua como fuente de salud.

Nos encontramos, pues, ante un fenómeno socio-cultural que rebasa los límites de la historiografía, pero que todavía está por investigar en profundidad. Por ello, a pesar de que somos conscientes de que debieron de haber existido un número considerable de centros termales durante la Protohistoria y , más concretamente, en el Imperio Romano, únicamente hemos podido localizar ocho instalaciones, que se hallaban en pleno apogeo en tiempos de Adriano ( 74-138): Hierápolis (Pamukkake), en Anatolia ; Hamman Meskkoutine (Argelia), en Mauritania; Alhama (Granada) en Baetica; la Malahá (Granada) , en Baetica; Caldes de Motbui (Barcelona) , en Tarraconense; Caldes de Malavella (Gerona), En tarraconense; Fountaine de Vaucluse (Provenza), en Narbonensis, y Vals de Bains (L´Ardéche) , en Lugdunensis.

Caldes de MontbuiCada uno de los citados manantiales, por sí solo, es merecedor de un estudio, si bien hemos considerado, por su interés, presentar con mayor detalle, uno de los manantiales termales de la mítica ciudad de Hierápolis, coronando la blanca cumbre de Pamukkale, en el corazón de Asia Menor (Anatolia), entre Capadocia y la costa del Mar Egeo (Turquía) , los cuales, por sus singulares características geológicas, hidrológicas, arqueológicas, arquitectónicas , paisajísticas , etc, y sobre todo por tratarse de los más importantes hasta la fecha descubiertos en la Antigüedad Clásica, condensan extraordinariamente bien este tipo de instalaciones concebidas meticulosamente para la curación e higiene del cuerpo humano.

CULTURA Y PATRIMONIO

Pero antes, consideramos importante una introducción acerca de la trascendencia y significación que tenían los baños en los mundos griego y romano. Toda una cultura patrimonial al servicio de la salud.

Para el gran Galeno (129-199) tras los pasos del venerable Hipócrates (469-399 a. de J.C.) no había nada más purificador que un baño en todos los elementos de la naturaleza, combinando lo frío y lo caliente; y con ello, los básicos factores del cosmos: tierra, agua, aire y fuego. Los masajes y fricciones con jabones, perfumes, ungüentos y aceites, cada cual en su momento, complementaban el efecto del agua y ayudaban a conseguir los efectos previstos.

Los antiguos griegos y romanos, muy amantes de la higiene y aficionados a los masajes perfumados, acudían a la isla de Ischia buscando remedio para sus males. El emperador Augusto (29 a. de J.C.) cambió la isla de Capri, de la cual era propietario, por esta otra, más grande y fértil. Aún hoy, Lacco Ameno, país del perfumista Ursione, sigue siendo el centro de la balneoterapia volcánica, contando con once manantiales diferentes de aguas curativas que poseen distintas propiedades biominerales. Precisamente esta acción terapéutica de las aguas depende de su temperatura, presión, composición química, radioactividad, flora bacteriana y gases disueltos.

Entre los romanos la afición por los baños superó con creces a la de los griegos, creando infinidad de termas, las más importantes durante los mandatos de Nerón y Vespasiano. Además podemos admirar la grandiosidad de las termas de Caracalla, capaces para 3.000 personas y las de Pompeya.

Las aguas minero-medicinales eran consideradas como una expresión de poder sobrenatural de los dioses y sus termas, lugares de culto. Los dos grandes santuarios como Epidauro y Delfos, además de sanatorios-lugares con propiedades curativas dadas sus características- eran centros religiosos donde la curación era una consecuencia de un actitud de fe y de esperanza, un pacto entre el hombre y la naturaleza.

Fue Grecia quien, con sus teorías filosóficas y médicas convirtió el hecho primario y universal de los simples baños en el mar, en el río, lago o estanque-común en todas las culturas- en una compleja técnica que requería hasta edificios especiales. Sin embargo, fue el papel de Roma y de su ingeniería, quien ofreció a esas instalaciones una versión más completa y definitiva, y legó con variantes a todas las culturas que se aproximaron y la sustituyeron, desde árabes a turcos hasta rusos o finlandeses.

En España existen vestigios de muchos establecimientos balnearios. En Ledesma (Salamanca ) se encuentran los cimientos de una antigua arca de la que brota un abundante manantial y junto a él un pavimento de baños. En Alange (Badajoz) podemos admirar dos grandes rotondas con sus baños y numerosas ruinas de tiempos de los romanos. También en Sagunto (Valencia) están las ruinas de unas magnificas termas romanas. Las Termas Romanas de Lugo, como instalación de carácter público de la época romana, es uno de los más singulares dentro de este tipo de obras públicas en la Hispania Antigua.

CASTILLO DE ALGODÓN

En el interior de Turquía, a mitad de camino entre Capadocia (Anatolia) y las turquesas aguas del Mar Egeo, se hayan las más espectaculares formas calcáreas travertines (sedimento generalmente calcáreo, que dejan algunas aguas) del mundo, resultando del constante brotar del agua del subsuelo en forma de géiser.

PamukkaleAlrededor de este natural complejo geológico fue creciendo una importante urbe conocida como Hierápolis, desde la colonización griega , aunque los restos arqueológicos más impresionantes son obra de los romanos. Aquí, según dice la historia, fue martirizado San Felipe, el lugar, elevado a modo de nido de águilas, actualmente se conoce como Pamukkale, que en turco significa “ castillo de algodón”.

Nos hallamos, pues, ante el más grandioso decorado surrealista natural del mundo. Desde lejos, se aprecia una serie escalonada de cataratas fosilizadas, pero en constante ebullición, vivas y cristalinas. De cerca, en cambio, el paisaje adquiere dimensiones de un fantástico jardín acuático suspendido sobre 200 metros en el vacío, donde el agua transparente va vertiéndose de estanque en estanque ocasionando inmensas carolas de roca calcárea similares a exóticas flores de origen tropical, de una blancura azulada que marea y de una inmarchitable belleza.

Los manantiales calientes que brotan del interior de estos suelos calcáreos son el origen de este prodigio y el motivo del asentamiento aquí de tantas civilizaciones Si consideramos la historia de Pamukkale según los resultados de las excavaciones de los arqueólogos austríacos y turcos que están trabajando aquí desde más de una década, las primeras civilizaciones que se instalaron en eta región fueron los hititas (siglo XII) a. de J.C.) ; después los frígios (s. X a. de J.C.) e inmediatamente después los lidios. También los persas alcanzaron la zona occidental de Anatolia, dominando la región durante los siglos VII a. de J.C.

Hierápolis-nombre que tomo la ciudad a partir del siglo II a. de J.C. fue creciendo alrededor de los manantiales durante la ocupación griega; pero fue en la época romana, a partir del año 129 a. de J.C. , cuando las generosidades de la naturaleza comenzaron a ser explotadas, como se pone de manifiesto a tenor de los sorprendentes edificios termales que aún se conservan.

Las termas de Hierápolis son, sin duda alguna, las más importantes de la civilización romana; incluso sobrepasan en tamaño a las que Agripa (63-12a de J.C.) mando construir en Roma, y a las que Antonino Pio (86-161) en la ciudad de Cartago.

EL MAR Y LAS TECNOLOGÍAS

Actualmente se está potenciando lo que se conoce como Talasoterapia, palabra griega que significa “terapia del mar”. Muchos científicos apuestan por la teoría de que la vida empezó en el mar ya que en la composición de las aguas marinas se encuentran elementos como el oxígeno, hidrógeno, cloro, sílice, nitrógeno, fósforo, yodo, etc. Este sistema terapéutico natural , que se remonta a la Antigua Roma, abarca tres ámbitos : el agua del mar (hidroterapia), el aire marino (aeroterapia) y la radiación solar (helioterapia). Hoy, nadie pone en duda que el mar es una importantísima fuente de salud para nuestro organismo

El número de curistas que acude a un centro de talasoterapia se ha disparado, hasta el punto de que, en España, desde el año 1990 a 2000, la concurrencia se ha visto incrementada en un 68 por ciento. El aumento de esta clientela se debe por una parte a la mejora social del nivel de vida del país, y por otra a que los establecimientos gozan de un mejor personal médico y paramédico altamente cualificado en el marco de la formación continua, y que los equipos de cabinas están dotados con aparatajes de última tecnología.

Si a través de la historia conocimos el significado del agua, hoy las sociedades modernas que conocen su importancia y los efectos terapéuticos que ofrece a la humanidad se esmeran en protegerla como un bien patrimonial. Y lo hacen utilizando la red de las autopistas de la información (Internet) como imagen no solo de modernidad sino de desafío. No en vano, Internet es un medio que muta muy deprisa, al mismo ritmo que la tecnología informática.

Tener presencia en la Red es saber COMUNICAR y, eso, es una complicada labor de la que empiezan a darse cuenta muchas empresas del sector turístico-patrimonial.

MAS INFORMACIÓN:
www.bodrumpages.com/English/Hierapolis.html
www.bodrumpages.com/deutsch/Pamukkale.html

MAYTE SUÁREZ SANTOS.
Periodista científica especializada en Medicina y Termalismo.
Miembro de la Sociedad Francesa de Termalismo y Talasoterapia para la Salud Buco-Dental

 
Termatalia 2017

| Grupo Termas | Inversores |News Thermal | Consulting | Anúnciese en TermasWorld.com | Condiciones de Uso | Política de Privacidad |

Copyright TermasWorld ® 1999 - 2017 * All rights reserved worldwide












Viajar la mejor terapia



10 años de TermasWorld.com en la Red
Publicidad ISMH